TIRADA LARGA DISTANCIA 2018

Sacado de la sección del foro de avancarga de armas.es "el tiro de 100m a1000yardas... ¿quien dijo miedo?"

Un  año más hemos disfrutado de la tirada de larga distancia con los Bullfighters, no tengo más que aportar que lo dicho por los dos compañeros anteriores. Organización extraordinaria, y pese a que hizo algo de aire pudimos arrearle a los blancos sin apenas problemas. Para el que no entienda la primera foto se trata del compañero Jestebanv ordenando a Andresr (estas cosas me pasan por no leer los pies de las fotografías)  como caballero después de su acierto a 1000 yardas. Voy a contar un poco más detenidamente mi experiencia que ha sido intensa y la tengo reciente.

Año 2017. Acudí a la cita a ciegas porque aparte de la modalidad de Whitworth no conocía nada más lejano, Ranti me animó a presentarme aquel fin de semana, y yo escéptico acudí con muchas pretensiones pero pocas probabilidades ya que no se puede decir que sea un tirador excepcional en 100 m. Mis herramientas un rifle Alexander Henry de 33” de cañón, con diopter goodwin, con munición fundida de plomo puro lyman 457121   475 gr recalibrado a 454 y finalmente a 451, engrasada con la clásica receta de cera de abeja, parafina, manteca al 33% cada una. También llevé una bala ojival  del calibre 443 empapelada hasta el 451 fundida de una turquesa que me había fabricado un par de meses antes pero no había tenido tiempo de probar a 100 m. Nos hizo muy buen tiempo, que facilitó especialmente a los novatos la labor. A 300 bien;  al poco empezaron a entrar con la lyman en la madera y los ánimos fueron creciendo. Por la tarde a 600… mejor aún, con las correcciones aconsejadas por los Bullfighters, entraron las lyman sin problema y sin poder creérmelo…. Por la noche en el hotel limpieza de las armas como es de costumbre. Al día siguiente a 1000 un desastre total, unas no llegaban otras pasaban de largo (además por mucho)… probé después también las empapeladas con unos cuantos tiros y tampoco. Las explicaciones que me dieron pudieron ser la falta de peso del proyectil hacia desestabilizar la trayectoria a cierta distancia, desde luego desde el primer momento ya me habían hablado que para esas distancias los proyectiles cercanos a 600 gr (sin pasarse) se “llevan la palma”, y triste de mí, acudo con lo único que tenía y que por lo menos me hizo triunfar, eso sí, sin un solo vull (o centro) en toda la tirada, pero es que a estas distancias para los pobres humanos como yo, con solo llegar ya nos conformamos…

                                              (delegación de 100 grains año 2017)

Cuando llego a Madrid dos o tres fines de semana más tarde a 100m con la misma bala lyman… ¿qué pasa? Un desastre total, casi ni entran en el blanco. Ya en casa me detengo a hacer una limpieza más a fondo y salen los trapos con mucho resto de plomo. ¿Pudo ser, además de la falta del peso del proyectil que el fusil, tirando a  300  y a 600 se emplomara? Estamos hablando de cargas de pólvora de 90 gr de suiza del nº3 sobre un proyectil de plomo puro con 21 gr de sémola y sin taco.

Más tarde volví a probar la misma receta con el rifle desemplomado y la bala empapelada y… bingo, mejoro la tirada (a 100 m claro)

                               "diopter ajustado a 300 600 y 1000y sus grados de elevación"

Llega el 2018. Tengo apalabradas una balas a Bullfighters de Buffalo arms de 560gr  (las que nombra Jestebanv una página atrás) que me las han dejado engrasadas y recalibradas a mi 451… genial.  Aún así me llevo mis lyman de 475, que por lo menos si me descalabro a 1000, tengo con ellas medio garantizada la entrada a 300 y 600. Otra diferencia es el rifle, he conseguido un Alexander Henry con un cañón de 3 pulgadas más largo , 36” pero sin el clásico estriado Alex Henry, sino más almenado (más tarde en el hotel con Ranti le metimos la linterna y clavadito a su Rigby, nos faltó compararlo con un Gibbs de los presentes).

Como el año pasado empiezo a 300. Primera tanda con la superbala Buffalo Arms… y no entran en el cartón… miro que está pasando y después de cambiar la carga de pólvora de 65 a 80 (que es lo suyo) y poner un taco de fieltro (tampoco lo sabía), empiezan a entrar uno tras otro… además me gustó que iba “cantando” los aciertos o errores, al  notar en el momento del disparo el mínimo movimiento a un lado u otro etc… pero siempre dentro del cartón. 1,1,1,2,3, (in crescendo) sin fallar un tiro… estoy pletórico. Sé que no se debe hacer porque estamos entrenando para una tirada oficial, y en el momento que entran en el cartón empiezan a contar los tiros hasta los 13… pero tengo que hacerlo… al sexto tiro cambio la bala y pongo la empapelada que llevaba un año esperando en el estuche… un fallo, corrijo en altura y al siguiente tiro un 1, luego un 3, 3, 1, 4, vull, 1,1,4,3, vull, 1,2,1,4… que estoy haciendo, me he vuelto loco y de 13 a 21 tiros se me ha pasado volando. 

 

 

 

 

(Rifle con diopter ajustado  a 1000 yardas, con el apoyo de carrillera apropiado)                         

 

Por la tarde entro a 1000 yardas. Como  la bala Buffalo tiene garantizada su entrada en madera, me planteo usar mis balas empapeladas para aproximarme al blanco y luego utilizar las correctas. Y así lo hago, después de varios tiros corrigiendo siempre en altura y poco en deriva empiezan a entrar en la madera… un 4, 1, cuatro que se van por poco, 3, 0, 1… ya está, prueba conseguida... pero me doy cuenta que no he cambiado y sigo con mi bala empapelada… se ha pasado la tarde y no he podido probar la Buffalo Arms, pero estoy henchido de gozo por haber colocado mi bala empapelada a 300 y 1000 yardas.

Ya en el hotel limpieza del arma, no estándar como el año pasado, sino exhaustiva, me he traído todo el “neceser” de limpieza (un maletín más), le doy bien con agua, trapo, grata de cobre y disolvente de plomo bastante tiempo… no quiero que me pase lo del año pasado, si puedo mañana probaré la superbala a 1000.

Domingo por la mañana, empieza la tirada… me ofrezco como voluntario para ocupar un puesto en el bunker de 1000 m… qué experiencia. Se pasa el rato volando, oyendo silbar las balas y afinado la vista para ver por donde caen fuera del blanco y poder dirigir los tiros desde la emisora; estoy con Antonio que ya tiene experiencia con estas cosas… lástima que por la noche lloviera y el terreno no se presta para ello, apenas si dejan marca en el suelo los proyectiles.

Termina la tirada, comida, despedida y llegada a nuestros hogares. Y como dice Jestebanv: reflexión… y a algunos como los madrileños que fuimos,  Ranti,  Andresr, y Juan (que se zampó un vull a 1000)  la emoción  nos durará unas cuantas semanas.

Una vez más gracias a Bullfighters

Alberto

TIRO LARGA DISTANCIA CON ARMAS DE AVANCARGA.

MAG30th es un youtuber que cuelga en la red videos disparando en los desiertos estadounidenses a blancos a larga distancia tanto con armas de polvora sin humo como armas de avancarga. Aunque sus tiradas no corresponden con la normativa MLAIC, merece la pena visualizarle un rato y  aprender lo que nuestras armas pueden hacer...

800 yardas con un springfield .58

1300 yardas con un Parker Hale Whitworth 

1400 Yardas con un Volunter PH

TIRO A 1000 YARDAS EN EL MONTE CON UN GIBBS EN UNA POSICIÓN "POCO VISTA"